9 razones por las que todos debemos realizar entrenamiento de fuerza

Sin ofender a cardio, pero si quieres acabar con la grasa, ponerte en forma y explotar al máximo todo lo que se presente, tanto dentro como fuera del gimnasio, el entrenamiento de fuerza es la respuesta. He aquí por qué.

Quemarás más grasa

Olvida esa zona para “quemar grasa” en la caminadora. De acuerdo con un nuevo estudio publicado en Obesity, el entrenamiento de fuerza es mejor que cardio para ayudar a las personas a perder grasa abdominal. Mientras que el ejercicio aeróbico quema grasa y músculo, el levantamiento de pesas quema casi exclusivamente grasa.

Quemarás más calorías

Tan sólo con sentarte a leer esto, estás quemando calorías, si levantas pesas, eso es. Tu masa muscular determina en gran medida su tasa metabólica en reposo, cuántas calorías quemas con solo vivir y respirar. “Cuanto más músculo se tiene, más energía gasta el cuerpo,” afirma la experta en la fuerza de las mujeres Holly Perkins, CSCS. “Todo lo que hacemos, desde lavarnos los dientes, dormir, revisar Instagram, quema calorías,” comenta Perkins.

Tendrás más fuerza mental

“La fuerza tiene una forma curiosa de filtrarse hacia todas las áreas de tu vida, en el gimnasio y afuera,” dice Jen Sinkler, entrenadora de levantamiento olímpico, instructora de kettlebell y autora de Lift Weights Faster. Si constantemente te retas a hacer las cosas que nunca pensaste que eran posibles, tu seguridad aumenta. “El levantamiento de pesas te da poder,” afirma.

Aumentarás tu flexibilidad

Ignora ese tipo súper estirado tambaleándose en clase de yoga tan sólo un minuto. Los investigadores de la Universidad de North Dakota compararon los  estiramientos con los ejercicios de fuerza y encontraron que los entrenamientos de resistencia en extensión completa pueden mejorar la flexibilidad tanto como tu régimen típico de estiramiento estático. Aquí la palabra clave es “extensión completa”, comenta Sinkler. Si no puedes completar todo el movimiento, desde arriba hasta abajo, con una pesa específica, tal vez necesites usar una pesa más ligera y trabajar hasta conseguirlo.

Fortalecerás tus huesos

El levantamiento de pesas no sólo entrena tus músculos; entrena tus huesos. Cuando hagas un curl, por ejemplo, tus músculos tiran de los huesos de tu brazo. Las células dentro de esos huesos reaccionan creando nuevas células óseas, dice Perkins. Tus huesos se vuelven más fuertes y más densos.

Bajarás una talla

El entrenamiento de fuerza tiene una reputación de hacer a las mujeres corpulentas. Pero no es verdad. Cuanto más su peso viene de los músculos, en lugar de grasa, serás más delgado. “De hecho, el peso corporal a menudo aumenta con el entrenamiento de fuerza, pero la ropa disminuye una o dos tallas,” afirma Perkins. Además, es muy, muy ponerse tan grande como un fisicoculturista. “Las mujeres producen alrededor de 5 a 10 por ciento la cantidad de testosterona que producen los hombres, lo que limita el potencial de desarrollo muscular en comparación con los hombres”, comenta Sinkler. Para aumentar de talla en serio, sería necesario vivir en la sala de levantamiento de pesas.

Aliarás el dolor articular

Adelante, haz cuclillas. Tus rodillas de lo agradecerán. “El entrenamiento de fuerza adecuado es la solución a tus problemas de articulaciones”, afirma Perkins. “Los músculos más fuertes sostienen tus articulaciones en su lugar, de manera que no es necesario que te preocupes por tus rodillas en tu próxima carrera”.

Serás un mejor corredor

Los músculos más fuertes significan un mejor rendimiento: punto. Tu núcleo podrá soportar mejor el peso de tu cuerpo y mantener la forma ideal durante otros ejercicios (como correr), además tus brazos y piernas tendrán más potencia. Es más, ya que el entrenamiento de fuerza aumenta el número y tamaño de las fibras musculares que queman calorías que alimentan tu rendimiento, el entrenamiento de fuerza podría ayudarte a quemar más calorías durante tus ejercicios de cardio, afirma Perkins.

Tu corazón será más sano

El ejercicio cardiovascular no es el único ejercicio que es, bueno, cardiovascular. De hecho, el entrenamiento de fuerza puede también puede aumentar la salud de tu corazón. En un estudio de Appalachian State University, las personas que hacían 45 minutos de ejercicio de resistencia de intensidad moderada redujeron su presión arterial en 20 por ciento. Es tan bueno como los beneficios relacionados con la mayoría de las pastillas para la presión arterial, si no es que mejor.